Yoga clásico de Patanjali

Es difícil datar la fecha en la que vivió Patanjali, se estima que podría ser entorno al año 400 a.c.

Patanjali, recopiló y sistematizó todo el conocimiento existente a lo largo de la historia de los sabios rishis.

El sistema de yoga de Patanjali es conocido también como el Yoga Clásico y esta explicado en sus “Yoga sutras”, un texto que consta de ciento noventa y seis aforismos (sutras) distribuidos en cuatro capítulos.

El Yoga de Patanjali se constituye con un preciso conjunto de reglas prácticas y de realizaciones muy circunscritas a los principios metafísicos del Samkhya. Dicha estructura está compuesta por ocho grados o miembros que se conocen como el Ashtanga Yoga.

Los primeros 5 pasos desarrollan particularmente la práctica “externa”, (Yama, Niyama, Asana, Pranayama y Pratyahara.)

Los últimos 3 pasos la práctica “interna”, (Dharana, Dhyana, Samadhi.)

Yamas: Comportamientos que hay que evitar

Ahimsa: No violencia, no hacer daño, respeto a la vida. Asteya: No robar, no pretender ser o aparentar. Satya: No mentir, decir la verdad, mantener la pureza y la sabiduría. Brahmacharya: Evitar el desgaste innecesario de la energía sexual. Aparigraha: Desapego, no acaparar, no quedarse atrapado por las pasiones.

Niyamas: Comportamientos que hay que cultivar

Saucha: Pureza en nuestro comportamiento, limpieza y purificación del cuerpo. Santosha: Sentirse satisfecho, estar en paz contigo mismo, estar contento. Tapas: Disciplina, resistencia, crear el fuego o calor que te transmuta. Svadhayaya: Autoconocimiento, ser consciente de uno mismo. Estudio de los textos espirituales. Ishvarapranidhana: Amor, respeto y entrega a la sabiduría universal.

Asana: Asana significa “estabilidad” “posición”. Es la postura física utilizada para el yoga mental. Patanjali la define como un postura firme y confortable. Es necesario perfeccionar esta postura para tener éxito en las prácticas siguientes.

Pranayama: Es la regulación de la energía vital (prana) a través del manejo de la respiración en sus tres fases, inhalación, retención y exhalación. Pranayama se conoce también como el “control de la respiración”.

Pratyahara: Pratyahara se refiere al “control sensorial”. Es el proceso de interiorización en el que se disocia la consciencia de los estímulos externos. Con la práctica de asana y pranayama se logra la desconexión con los estímulos exteriores neutralizándolos. Cuando esto sucede el practicante puede interiorizar la consciencia.

Dharana: Dharana se refiere a la “concentración”. Cuando se ha logrado neutralizar los estímulos externos mediante el pratyahara, la mente puede ser fija en una sola cosa excluyendo todo lo demás, unificando la energía mental.

Dhyana: Dhyana se refiere a la “meditación”. Es el estado prolongado de Dharana, surge cuando se mantiene la atención plena sobre el objeto de la concentración. Es un proceso que no puede ser forzado.

Samadhi: Superconsciencia, se refiere al “éxtasis” “dicha” “nirvana”. Se produce con la prolongación del estado Meditativo. Samadhi es el estado en el cual la consciencia individual comienza a ser consciencia pura. El proceso de unión con el divino, lo absoluto, la última realidad.

Visítanos en Facebook, o solicita tu prueba gratuita llamando al 646 594 704

Descargar en pdf.- Yoga clásico de Patanjali.

POST