Orígenes del Yoga

Desde tiempos inmemorables existían ascetas solitarios o pequeños grupos que se dedicaban a la práctica de la meditación y de ejercicios psicofísicos para lograr lo que el ser humano de todos los tiempos ha deseado: la liberación del sufrimiento y el logro de la felicidad definitiva.

Los orígenes del Yoga se remontan a la prueba arqueológica más antigua encontrada, data aproximadamente del año 3000 antes de Cristo, y se trata de sellos de piedras con figuras de posiciones yóguicas pertenecientes a las civilizaciones de los Valles del Indo (Mohenjo-Daro) y Harappa.

En las escrituras hindúes más antiguas ya se hace referencia al Yoga. La cultura hindú y en general todo el acervo religioso-filosófico de la India, tiene su origen en los 4 Vedas, (el Rig, el Yajur, el Sama y el Atharba) textos sagrados que originalmente provienen del sánscrito. Constituye todo un acopio de sabiduría en el campo del conocimiento del ser humano a nivel físico, metafísico y puramente espiritual.

Este conocimiento Védico se conservó de generación en generación por tradición oral, mediante la recitación de su contenido en forma de aforismos. Las primeras pruebas escritas que se encuentran en las escrituras Védicas, son particularmente en el Rig-veda y en el Atharva-veda, las cuales se remontan al año 2.500 y el 2.700 antes de Cristo.

Fuente:

Manual de estudio profesores de Yoga.

Visítanos en Facebook, o solicita tu prueba gratuita llamando al 646 594 704

POST