Sendas del Yoga

Tradicionalmente se clasifican en cuatro tipos principales, (Karma Yoga, Bhakti Yoga, Jñana Yoga y Raja Yoga). Cada una se ajusta a un temperamento o naturaleza y a una aproximación diferente a la vida. Todas las sendas conducen al mismo destino, la unión con Brahman, la fuente, supraconsciencia o Dios.

Karma Yoga: El sendero de la acción desinteresada. Es básicamente una actitud que se caracteriza por la acción correcta de servicio, entrega, desinterés con una mente ecuánime. Tiene dos factores fundamentales, a saber, actividad y ecuanimidad, la condición ideal por alcanzar es la eterna calma en medio de una intensa actividad.

Bhakti Yoga: El sendero de la de la devoción a Dios (Brahman) y el confiado abandono a él. Esta actitud presupone una visión personal de Dios llena de amor y compasión, que ayuda a sus devotos (bhakta) con su gracia liberadora.

Jñana Yoga: El sendero de la sabiduría, la comprensión intelectual y de la auto observación que conduce al estado de consciencia no-dual. Su meta es la trascendencia, la libertad, la autorrealización mediante el ejercicio de la compresión y del conocimiento que consiste en la discriminación constante entre lo irreal y lo real, entre el sí mismo (Atman) y el no-si-mismo (no Atman).

Raja Yoga: También conocido como Yoga Real, es el sendero de la disciplina mental. Camino de la unidad mental por medio de la concentración y meditación yógicas. El objetivo es lograr la liberación definitiva a través del shamadi. La causa principal de todo el sufrimiento es la unión del alma con el cuerpo, que es producto de la “materia prima”. Su estructura está basada en los Yoga sutras de Patanjali.

Fuentes:

Manual de profesores de Yoga padmasanacenter.

sivananda.org

Visítanos en Facebook, o solicita tu prueba gratuita llamando al 646 594 704

POST